En esta sección te mantendremos informado de las noticias más recientes sobre salud y medicamentos.

parafarmacia-ciutadella-menorca‘El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Cada vez existen más personas que se quejan de no dormir bien (un 70% de la población a nivel europeo), de levantarse con sensación de cansancio y de no tener un sueño reparador. Por otro lado, el ritmo de vida actual, la situación de crisis económica o la precariedad laboral están afectando a un gran número de personas, que acuden al médico o a la farmacia en busca de ayuda’, comenta Laura Mestres, licenciada en Farmacia y en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universidad de Barcelona.

Mestres, que ha sido formada en Aromaterapia Científica por la Escuela francesa de Aromaterapia, con más de 10 años de experiencia en el estudio y la difusión de los aceites esenciales con finalidad terapéutica y responsable de formación de Pranarom España en aromaterapia científica, nos explica los beneficios de los aceites esenciales.

‘Teniendo en cuenta los problemas de adicción de los fármacos ansiolíticos y las pastillas para dormir, la fitoterapia, y en especial la aromaterapia, nos ofrece una buena herramienta para mejorar las situaciones de estrés y el descanso nocturno’, afirma la farmacéutica. Y añade que ‘podemos escoger entre una gran variedad de aceites esenciales, desde las fragancias más frescas de los cítricos: mandarina, naranja dulce, bergamota, hasta los aromas más florales de las lavandas y los lavandines o de la manzanilla romana’.

Laura Mestres describe que ‘se trata de sustancias seguras, que no crean dependencias ni tienen efectos secundarios adversos a las dosis recomendadas. Podemos usarlas en difusión atmosférica, mediante un difusor en húmedo (humidificador) o en seco (sin agua), según las necesidades de cada uno’.

También podemos inhalar 2 gotitas de estos aceites esenciales directamente de un pañuelo o aplicadas en las muñecas, varias veces al día, según necesidad. O aplicar 2 gotas en el extremo de la almohada, 30min antes de acostarnos. Otra opción para vaporizar los aceites a nivel ambiental, si no disponemos de difusor, es mediante un nuevo spray que ha salido recientemente al mercado (Aromanoctis de Pranarom).

Incorpora la última tecnología en microdifusión para proporcionarnos una bruma aromática que se mantiene en suspensión durante más tiempo que los sprays habituales, de forma que aumentamos el tiempo de actividad del producto.

‘Aromanoctis spray sueño es apto durante el embarazo, la lactancia y en niños a partir de 1 año’, comenta la experta en aromaterapia.

Para el estrés, a parte de la vía olfativa, podemos beneficiarnos de las propiedades relajantes de los aceites esenciales con un masaje o un baño aromático. ‘Para la aplicación por vía tópica debemos diluir los aceites esenciales en un aceite vegetal de calidad, suave, tipo avellana o nuez de albaricoque, o una crema natural, sin parabenos, conservantes, para no irritar la piel al realizar el masaje. En caso de pieles atópicas, un buen aceite de caléndula sería ideal’, recomienda Laura Mestres. Otra forma muy sencilla, eficaz y agradable, tanto para los niños como para los mayores, es el baño aromático. Sólo debemos tener en cuenta que necesitaremos un dispersante para emulsionar el aceite en el agua. Podemos usar, de forma alternativa, un poco de leche entera, a la que añadiremos unas gotas ( 3-4 para bebés, 5-6 para niños, 10 para adultos) del aceite esencial seleccionado (mandarina, bergamota, lavandín, etc.), y esta mezcla se vierte en el agua de la bañera. A partir de los 6 años de edad, la especialista afirma que ‘podemos administrar ciertos aceites esenciales por vía oral, en forma de cápsulas, (Oléocaps nº 7 Sueño y Estrés de Pranarom), pero siempre bajo el consejo del terapeuta o farmacéutico especializado en aromaterapia científica’.

Noticia publicada en la Vanguardia 18/09/2013